Máquinas recreativas, un buen negocio

maquinas recreativas jomesa

El bar es uno de los lugares donde más tiempo pasamos los españoles, por excelencia. Se trata de un centro de entretenimiento para muchos, ya que no sólo tomamos el café de la mañana o realizamos allí alguna de nuestras comidas, sino que también hablamos con amigos, vemos partidos de fútbol y nos distraemos con máquinas recreativas.

La máquina recreativa es el producto que más emociones diferentes puede llevarte a sentir dentro del bar (junto a, posiblemente, un partido de fútbol de tu equipo). Sin embargo, pese a que todos conocemos lo que son, se trata de las grandes desconocidas. Por ejemplo, seguro que no tienes ni idea de que existen unos 17 modelos distintos de máquina recreativa con premio. Echa un ojo en https://jomesa.es/ y ya verás.

Cada comunidad autónoma regula el tema de las tragaperras, lo que se traduce en que las homologaciones y condiciones de una máquina a la misma en otra comunidad autónoma pueden variar significativamente. Así, por ejemplo, en una comunidad determinada, el precio de una partida puede ser de un euro, mientras que, en otra, será de 60 ó 40 céntimos. Del mismo modo, los premios máximos pueden oscilar entre los 200 y los 600 euros, aproximadamente. Como si se tratase de un décimo de lotería que cambiase de precio dependiendo de la zona en la que te encuentres.

Cada comunidad, con sus propias normas

Esto no es todo en cuanto a las diferentes regulaciones en máquinas recreativas. También, dependiendo de la zona, se permite tener una, dos o, incluso, ninguna.

Claro que en el mercado no termina de tener sentido contar con esta serie de barreras. La Ley del Juego, teóricamente, permite el entretenimiento con juego en los bares y otros locales similares.

Pese a todo, estamos hablando de un negocio eficiente. Ayuda bastante el hecho de que las empresas operadoras sean quienes compren las máquinas homologadas y lleguen a acuerdos con los empresarios de hostelería sobre su ubicación. También negocian con ellos sobre cómo se compartirán los gastos y los beneficios de cada máquina.

Teniendo en cuenta que lo primero que vas a encontrar en una localidad nueva es un bar, y que seguro que en la mayoría de ellos se puede encontrar, como mínimo, una máquina recreativa, puedes echar cuentas sobre si el negocio es o no rentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *