La importancia de la limpieza en una oficina

Shot of three businesspeople discussing something in the office

Cuando se va acercando la hora salir del trabajo, lo primero en lo que pensamos es en ir rápido a casa o a tomar una caña con los amigos. En definitiva, disfrutar de las hora que quedan con las personas que más queremos.

Con estas ganas de marchar, nadie, o casi nadie, dedica tiempo a la limpieza de la oficina, por lo que la basura se va acumulando poco a poco creando un ambiente contaminado en el que no es nada agradable trabajar. En muchas ocasiones se recurre a un servicio de limpieza como pueden ser empresas limpieza Barcelona que nos brinda la posibilidad de desligarnos de esta tarea nada complicada pero que necesita tiempo.

Por suerte existen personas que quieren dejar limpia su oficina y limpian con una buena actitud y comprendiendo los beneficios que esto trae a uno mismo. En este post vamos a dar unos consejos para que todos podamos mantener nuestra oficina limpia y hacerlo de forma fácil.

Lo primero y más importante es deshacernos de los papeles sobrantes, tirarlos todos a la basura, así como los envoltorios del desayuno y quitar las manchas que han provocado si es el caso. Nos pasamos el día tomando notas. Aquellas que no son útiles para el día de mañana también van directo a la basura.

Shot of an empty office

Una vez a la semana debemos pasar un paño seco para retirar el polvo acumulado en el escritorio y otros muebles. Tampoco cuesta nada utilizar un escobillón y quitar también el polvo de techo y paredes.

Las herramientas informáticas como ordenadores y tablets necesitan de productos especiales para quitar las manchas de la pantalla y las huellas del teclado. También debemos quitarle el polvo que se haya acumulado.

De vez en cuando debemos limpiar los asientos y sofás de la oficina con una aspiradora o golpeándolos en el caso de que no dispongamos de aspiradora. Sobretodo limpiar el lavabo, es una de las partes que necesita más higiene. Limpiar a menudo los sanitarios y retirar toda la basura en el cesto grande de la oficina.

Antes de salir a disfrutar de la tarde, limpiar las ventanas con un paño para poder ver mejor las preciosas vistas de la oficina. Cerrarlas y utilizar algún producto aromatizante. Con estos pasos podemos tener una oficina totalmente limpia y ordenada. No es una tarea que requiera mucho esfuerzo, sólo algo de tiempo y orden que proporcionará un ambiente limpio y agradable para trabajar aún mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *