Dudas frecuentes sobre máquinas recreativas

maquinas recreativas

Si sueles navegar por Internet en zonas dedicadas a máquinas recreativas en Lleida, o a las tragaperras en Barcelona, como nosotros, es posible que te hayan empezado a surgir dudas sobre este tipo de aparatos. A lo largo y ancho de la red, hemos encontrado un sinfín de preguntas que se repetían hasta la saciedad y que vamos a tratar de resolver en este post. Así pues, si tienes un bar y quieres saber más sobre este tema, o sencillamente, si tienes curiosidad y deseas ampliar tu conocimiento en este campo, no te pierdas lo que te descubrimos a continuación.

¿Qué son las máquinas tipo A y B?

Las máquinas tipo A, según el reglamento de máquinas recreativas, son aquellas de pasatiempo o recreo que conceden al usuario un tiempo de uso o de juego a cambio del precio de la partida, sin que se pueda obtener ningún tipo de premio en metálico, en especie o en forma de puntos canjeable por dinero y objetos.

Las máquinas tipo B son las que, además del tiempo de juego por el precio de la partida, pueden terminar, si el jugador es afortunado, con un premio en metálico.

¿Qué son las tragaperras y las tragamonedas?

Ambos nombres son formas coloquiales de referirse a las máquinas recreativas de tipo B.

¿Cuántas máquinas puede haber en un bar?

Si tienes un local y estás interesado en hacerte con unas cuantas máquinas recreativas, debes saber que la cantidad que puedes tener dependerá siempre de la superficie útil del bar. Para locales cuya superficie útil sea menor a 50m², podrán tener un máximo de dos. Para los locales de mayor superficie, podrán tener hasta tres máquinas recreativas.

¿Puede un bar alquilar máquinas?

Al bar se le ofrece la posibilidad de explotar una o varias máquinas de manera conjunta con la empresa operadora sin tener que pagar alquiler alguno.

Estas son las dudas más frecuentes que hemos encontrado buscando en foros y páginas especializadas en español. Esperamos haber resuelto vuestras dudas y que, en caso de que tengáis más, nos las hagáis llegar mediante comentarios en esta misma entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *