Diferencias entre una Start Up y de una empresa

empresa-startup

Muchas veces se puede confundir el concepto entre empresa y starup. Quizá viene relacionado la base de todo emprendedor en crear algo nuevo, o eso se cree, que en un tipo de empresa de un servicio consolidado en el mercado.
Pero os repetimos, no siempre este hecho coincide, se puede ser emprendedor y crear una empresa o una star up. Lo importante de ello es saber qué es lo que más te conviene dependiendo el tipo de proyecto que tienes entre manos.
Os definimos cada una de ellas, antes de presentar las diferencias que existen entre ambas.
Startup: Emprendeduría con base tecnológica y cuyo modelo de negocio es innovador con una gran posibilidad de crecimiento, así como ofrecer soluciones a un gran número de usuarios. Se suele necesitar fuertes inversiones, y su futuro se basa en la venta a terceros.
Empresa: Emprendeduría tradicional con menos riesgos y no incluyen todo de lo anterior.
Y a continuación…¡Las diferencias entre Startup y Empresa! Sigue leyéndonos si estás interesado en conocerlas.

La Finalidad

En las empresas, su objetivo principal es generar beneficios y más beneficios, mientras que las startups tienen como finalidad ser consagradas por su capacidad de crecimiento y potencialidad para conseguir inversores y dar mejorar a su proyecto.

Número de empleados

Las Startup suelen disponer de pocos empleados (no superando los 5 miembros), pero eso sí con un perfil muy especializado, interesando el conocimiento y la calidad de su personal.
En cambio, las empresas pueden seguir diferentes modelos empresariales, midiendo por objetivo y por el trabajo del bien de conseguir beneficios.

Constitución

El sector suele ser el epicentro de las empresas para la especialización en la que compiten con similares. Las startups se crean sobre una idea y un solo punto a mejorar y hacer crecer.

Ecosistema

Como hemos dicho, las empresas se centran en conseguir objetivo con un modelo determinado de negocio, y en el que su ecosistema se centra en proveedores y clientes, mientras que el otro estilo del que venimos hablando se centran en la investigación y demandan colaboraciones a iguales.

Productos y Servicios

Las startups son emprendedurías que se centran en un único producto/servicio, normalmente tecnológico, mientras que las empresas pueden disponer de uno o varios.

Cultura e innovación

Las Startups se basan en cultura y motivaciones en el que los trabajadores son la pieza clave en su esencia, y les hace partícipes en el proyecto, mientras tanto que en las empresas no es así, sino que debido a su finalidad y la rotación de personal se pierden estos valores.

Nivel económico

La rentabilidad y la durabilidad, teniendo en cuenta los costes y los ingresos es la base de las empresas, mientras que las startups son más sociales y comunitarias, las cuáles, cada vez más van a tener presencia en el panorama empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *